Editorial

En el año 1994, nace la primera edición de la Revista Tribuna del Investigador, como iniciativa de la Asociación para el Progreso de la Investigación Universitaria: APIU. Esta publicación multidisciplinaria se ha mantenido a lo largo de estos años, como medio para facilitar a los investigadores la divulgación de sus trabajos de investigación en toda su extensión, así como también como un espacio para el análisis y discusión de temas de interés de la comunidad universitaria.

En el año 2012, el Prof. Alberto Pertuz me pidió que me uniera como editora de esta revista durante su gestión como Presidente de la APIU. Acepté con gran compromiso y mucha ilusión como un nuevo reto en mi carrera profesional en la UCV. Lo he afrontado con pasión y trabajo arduo ya que tuve la tarea de poner al día varios volúmenes que se encontraban atrasados. En primer lugar en esta nueva etapa de la revista, se hizo un refrescamiento de la presentación de la misma, manteniendo su identidad, sencillez y excelencia, pero con un look más moderno. También se han editado algunos números monográficos para promover eventos en el marco de conferencias internacionales. Desde sus comienzos, la revista ha servido como tribuna para dar a conocer los progresos de los trabajos de cientos de investigadores. Sin embargo estos últimos años ha mermado la producción de conocimiento de tecnología e innovación y por ende la poca motivación para escribir artículos científicos.

Sin necesidad de repasar los desmanes y el caos que se ha padecido en nuestro país en la última década, donde las universidades no han sido la excepción y debido a las permanentes restricciones presupuestarias para las universidades y la politización del sistema educativo, que ha acrecentado inmensurablemente la crisis universitaria. También se ha visto afectada nuestra revista y nos tocó hacer cambios importantes, pasando de ser una publicación impresa por muchos años a recientemente inaugurarla como versión electrónica, y desde el pasado año nos hemos visto obligados a publicar de manera compilada los dos números anuales en un solo volumen.

En la actualidad donde la comunicación global vuela a través de internet, debemos estar conscientes tanto los autores como los editores, que la idea de migrar de papel a digital es la tendencia y tiene grandes ventajas. Se diseñó para nuestra revista una página web donde puede visualizarse digitalmente: www.tribunadelinvestigador.com y también en la plataforma de SaberUCV, facilitando la transmisión mediante redes telemáticas y el acceso de muchos usuarios simultáneamente, disminuyendo los costos de edición, distribución y consumo de papel, ya que se hacen solo copias impresas periódicas por demanda.

En estos últimos tiempos como editora he conocido y he visto partir a grandes científicos venezolanos y personalidades universitarias, como el Dr. Jacinto Convit, Dr. Moros Ghersi, Dr. Fernando González Jiménez, Dr. Idelfonso Leal, Dr. Carbonell Parra, Dr. Avilan Rovira, Prof. Pedro León Zapata, entre otros. Que con sus aportes a la investigación y sus destacadas trayectorias han contribuido en el desarrollo de un mejor país.

En esta oportunidad, no solo me corresponde presentarles este nuevo número, sino aprovechar la ocasión para despedirme, pues dejaré la dirección de la Revista luego de la entrega de esta publicación. No sin antes agradecer a Alberto Pertuz y la Junta Directiva saliente de la APIU por darme la oportunidad y elegirme para el cargo, al Comité Editorial y especialmente a mis queridas compañeras Rosario Rivas y Cony Ramos y a mi querido Watson (Ramón Cartaya), el equipo de batalla que con su encomiable labor hicieron realidad la aventura de sacar adelante esta revista. También un agradecimiento a los autores, porque sus originales trabajos dieron vida al material que se ha publicado y al CDCH por el apoyo financiero, para mantener la revista activa.

Si bien me entusiasma, salir fuera del país a buscar nuevos horizontes y nuevas aventuras, no es fácil. También me embarga una gran tristeza, por dejar mi alma mater, la UCV, mi segunda casa después de 28 años de servicio, porque en esta universidad me gradué, crecí como profesional y también como persona. Por dejar la APIU y la revista, porque en los últimos 4 años ustedes han sido mi familia, de las cuales he aprendido muchísimo y me llevo gratos recuerdos y mucho cariño. Fue un honor para mí trabajar con ustedes y siempre estarán en mi corazón. No obstante, permaneceré en contacto y escribiré algún artículo para la revista de vez en cuando.

Aquí les dejo el volumen No 16. En la primera parte, iniciamos con un paseo por los discursos pronunciados en la pasada entrega de los premios “Francisco de Venanzi y Geociencias 2014.” Las palabras de bienvenida e inauguración del evento por la Presidente encargada de la APIU, Vicepresidenta y coeditora la Profesora Consuelo Ramos De Francisco, las palabras de la Prof. María Araujo dedicadas al Dr. Felipe Brito ganador del premio por su trayectoria científica quien por problemas de salud no pudo recibirlo personalmente y luego el discurso muy emotivo de la Prof. Karla Quintero en representación de todos los ganadores de los premios.

Seguidamente contamos con tres artículos de investigación en las áreas Socio-Económica, empezando con un estudio sociológico de las organizaciones realizado por Ingrid Maldonado y Consuelo Ramos sobre el éxito de la gestión del conocimiento a través del uso del software Basecamp. Continuando con una investigación sobre el comportamiento de la seguridad económica del adulto mayor venezolano durante los últimos 14 años realizada por Haydee Morazzani y Giselle Salazar. Y en tercer lugar, Ey-Ling Plata y colaboradores, nos muestra un trabajo sobre las interacciones del crecimiento económico y el desarrollo humano en relación con el proceso de industrialización de tres países, a través de una data de 10 años.

En el intermedio contamos con un refrescante artículo de José Ontiveros que viaja por la carrera del dramaturgo venezolano Gilberto Pinto, quien marcó historia en el teatro de nuestro país.

En la última parte de este volumen, nos enfocamos en el área de ingeniería con dos trabajos muy interesantes, el primero elaborado por el ganador del premio como mejor tesis de Postgrado, Geralf Pineda en colaboración con Manuel Martínez, sobre el modelado numérico para la estimación del torque y el arrastre una vez colocada las tuberías durante la fase de completación de un pozo de petróleo y gas. Y para cerrar, una de las ganadoras del Premio “Francisco De Venanzi“ por su trayectoria en la investigación, la Dra. Sonia Camero, nos presenta un importante trabajo relacionado con el efecto del Niobio sobre el comportamiento mecánico de precipitación en bobinas de acero de bajo carbono fabricadas por laminación en caliente en una planta siderúrgica nacional. Del cual hemos extraído una de sus fractografías obtenidas durante este estudio para colocarla en la portada de nuestra Revista.

Me despido nuevamente, con una visión optimista sobre nuestra querida Venezuela, con la esperanza que el año que viene se acabe los tiempos de crisis, y comience la reconstrucción y transformación de nuestro país, una Venezuela exitosa, unida, productiva, pujante, de paz, de bienestar y de progreso.

Dra. Gabriela Contreras Negrón
Editora
gabyapnea@gmail.com