Instituciones que sustentan la investigación del IME

“Humberto García Arocha” (1912-1995)
Semblanza
“Humberto García Arocha” (1912-1995)
Sonia Hecker de Torres


Instituto de Medicina Experimental (IME), Facultad de Medicina UCV
sonia.hecker@gmail.com

Para los estudiantes de la Universidad Central de Venezuela que habíamos ingresado en ella durante la dictadura de Pérez Jiménez, su caída fue un despertar a una nueva vida. A la universidad comenzaron a regresar muchos de los 267 profesores que en el año 1951 habían firmado una carta rechazando la intervención de la Universidad y anunciando su renuncia si la autonomía universitaria no era restituida. Fueron detenidos y expulsados del país Rafael Pizani, José A Mayobre, Humberto García Arocha y su esposa, la profesora Olga Larralde de García Arocha; otros fueron enviados a la cárcel de Guasina y los que no acataron la orden de reintegrarse a sus actividades fueron destituidos de sus cargos de profesores. El Dr. García Arocha y su familia salieron a Canadá. A su regreso, al restablecerse la democracia, en el acto de homenaje que se le hizo, el Rector Francisco De Venanzi pronunció las palabras alusivas y la Facultad de Odontología, de la cual también era profesor Humberto García Arocha, declaró día de Júbilo el de su regreso. Muchos estudiantes que ya habíamos cursado fisiología fuimos a oír sus clases y comprobar y disfrutar de la calidad y claridad de sus explicaciones.

Humberto García Arocha se había graduado de Doctor en Ciencias Médicas en 1936, siendo el mejor estudiante de su curso, y su tesis, “El bacilo de Koch en algunas leches de Caracas”, fue premiada. Su labor docente comenzó desde estudiante: dio clases de zoología y biología en el Colegio Católico Venezolano desde 1934, de 1936 a 1943 en el Liceo Andrés Bello, y de 1943 a 1945 en el Liceo de Aplicación. Además fue profesor en el Instituto Pedagógico Nacional en biología, zoología y fisiología. Su labor docente en la Universidad Central de Venezuela se inició en la Facultad de Medicina como monitor de clínica médica en 1935; ya graduado, ganó el concurso de oposición para ejercer la jefatura de Trabajos Prácticos de Fisiología (1937-1943). Fue ascendiendo en el escalafón hasta llegar a Titular y jefe de la Cátedra de Fisiología; a eso se suma su docencia en las Facultades de Odontología y Veterinaria de la UCV.

La llegada del Dr. Augusto Pi Suñer, en 1939, a la UCV tuvo una enorme influencia en el desarrollo de las ciencias experimentales. Al año siguiente fundó el Instituto de Medicina Experimental. Humberto García Arocha escribió: “He tenido dos maestros en mi vida: Rómulo Gallegos y Augusto Pi Suñer. Cada uno y los dos a la vez, han sido para mí el símbolo de la plenitud humana en el ejercicio de luz, de bondad y de rectitud. Los he tenido por delante a la hora de seguir huellas: de trazar rumbos. Del uno aprendí el camino de Venezuela, hecho de angustia y de penas, sí, pero que, en todo caso, no debe transitarse con los ademanes de quien sabe o trepa cuestas, sino como él lo ha hecho, en camino llano y abierto, sin temblores en el ánimo, con la frente alzada y sin vacilaciones en la marcha. Del otro maestro aprendí que la Ciencia la hace el hombre, pero que para hacerse hombre, el científico ha de colocar siempre al hombre en el centro de la Ciencia”.

“He tenido dos maestros en mi vida: Rómulo Gallegos y Augusto Pi Suñer. Cada uno y los dos a la vez, han sido para mí el símbolo de la plenitud humana en el ejercicio de luz, de bondad y de rectitud”

El Dr. Pi Suñer encontró en el IME una serie de jóvenes deseosos de hacer investigación y docencia en bioquímica, fisiología, fisiopatología y farmacología. Para ayudar a formarlos consiguió una beca de la Fundación Rockefeller que fue utilizada sucesivamente por Humberto García Arocha, Marcel Granier, Francisco De Venanzi, Armando Soto Rivera y José Avelino Cartaya. Humberto García Arocha fue a la Universidad de Yale a hacer un postgrado en fisiología bajo la dirección del Profesor J. F. Fulton. A su regreso continuó sus labores de docencia e investigación.

Durante su exilio, Humberto García Arocha reinició su carrera académica de la Universidad de McGill en el Departamento de Fisiología, desde demostrador en 1951 hasta profesor Asociado. Al volver, en 1959, fue Jefe de la Catedra de Fisiología y Director del Instituto de Medicina Experimental hasta su jubilación en 1976. A su reincorporación Humberto García Arocha realizó un trabajo de renovación del Instituto, se acondicionó el auditorio, en los laboratorios de docencia e investigación se instalaron mesones y equipos apropiados, algunos aún hoy en uso. Su preocupación por la biblioteca fue de siempre y además, sembró muchos de los árboles y las plantas de trinitarias que rodean el IME.

Paralelamente, Humberto García Arocha desarrolló su participación política en el país. A partir de 1936 militó por algún tiempo en el Partido Democrático Venezolano (PDV), en 1939 fue electo por la parroquia Altagracia como concejal del Ayuntamiento caraqueño; fue presidente del Concejo Municipal del Distrito Federal (1941), y en 1945 fue designado ministro de Educación. En mayo de 1946 presentó el proyecto del decreto 321, el cual, entre otras cosas, daba más importancia al trabajo durante el año escolar que a los exámenes finales y trataba de establecer una supervisión y orientación del ministerio sobre la educación privada donde, en algunos casos, trabajaban personas sin estar calificadas para la docencia. El rechazo al decreto fue grande y el gobierno suspendió su aplicación, por lo cual Humberto García Arocha renunció al cargo.

En 1971 se realizó en Caracas el X Congreso Latinoamericano de Ciencias Fisiológicas y I de la Asociación Panamericana de Bioquímica; siendo presidentes honorarios los Doctores García Arocha y Marcel Roche. En 1973 tuvo participación importante en la creación del Post-grado en Ciencias Fisiológicas de la Facultad de Medicina. Publicó 35 trabajos científicos, algunos en revistas venezolanas como Acta Científica, los Anales del Instituto de Medicina Experimental, y los Anales del Instituto Pedagógico; en revistas canadienses de la Sociedad de Fisiología, la de Fisiología y Bioquímica y el Review de Biología, y en otras publicaciones. Su preocupación social se expresó en múltiples artículos que publicó sobre problemas médicos y no médicos que afectan a la sociedad. Escribió mucho sobre la universidad, su papel, sus conflictos y sobre la investigación científica. Recibió la orden “Andrés Bello” en su primera clase, en 1962; la Orden “Augusto Pi Suñer” en primera clase, en 1970; y en 1988, el Premio Humboldt que otorga la Fundación Humboldt a educadores de destacada trayectoria.

Su preocupación social se expresó en múltiples artículos que publicó sobre problemas médicos y no médicos que afectan a la sociedad. Escribió mucho sobre la universidad, su papel, sus conflictos y sobre la investigación científica.

Biblioteca “Humberto García Arocha” del Instituto de Medicina Experimental

Alecia Freites de acosta: semblanza y reconocimiento, biografía de la constancia
Alecia Freites de acosta: semblanza y reconocimiento, biografía de la constancia
José M. Francisco (1) y Consuelo Ramos De Francisco(2)

(1)Facultad de Medicina chenofra@gmail,com (2)APIU/EBA/Fac. Humanidades y Educación. lacony@hotmail.com

Resumen

Semblanza y reconocimiento a la Lic. Alecia Freites de Acosta (1929- ). Incluido en el marco de la celebración del 75° aniversario de la creación del Instituto de Medicina Experimental (IME), de la Universidad Central de Venezuela (UCV), institución en la cual trabajó durante 54 años. Nacida en Calabozo, estado Guárico. Licenciado en Biblioteconomía (1962). Organizó innumerables bibliotecas médicas, en diversas instituciones públicas y privadas y en varios hospitales de Venezuela, así como en organismos internacionales de salud. Asesora y consultora de la Representación en Venezuela de la Oficina Sanitaria Panamericana (OPS/OMS). Fundadora (1974) y coordinadora del SINADIB (Sistema Nacional de Documentación e Información Biomédico Venezolano, Desarrolló un programa de información biomédica para Medicaturas Rurales y hospitales del interior del país. Miembro fundador del SINASBI (Sistema Nacional de Servicios de Bibliotecas e Información (1974- ). Trabajó en el desarrollo de los programas de la Biblioteca Regional de Medicina (BIREME), creada por la OPS/OMS, en Sao Paulo Brasil. Docente de la Escuela de Bibliotecarias Médicas y en la Escuela de Bibliotecología de la Facultad de Humanidades y Educación de la UCV. Miembro fundador de ANABISAI (Asociación Nacional de Directores de Bibliotecas, Redes y Servicios de Información del sector Académico, Universitario y de Investigación) Se incluye parte de su vida profesional, publicaciones y reconocimientos.

Palabras Clave: Alecia Freites de Acosta; Mujeres bibliotecarias; Profesionales de la Bibliotecología, SINADIB (Sistema Nacional de Documentación e Información Biomédica-Venezuela; Instituto de Medicina Experimental (UCV); Biblioteca “Humberto García Arocha” Venezuela; Bibliotecología venezolana.

Alecia Freites of acosta: profile and recognition, biography of the record

Abstract

Biographical sketch and recognition to the Lic. Alecia Freites of Acosta (1929-), in the framework of the celebration of the 75th anniversary of the creation of the Institute of Experimental Medicine (IME), of the Central University of Venezuela (UCV), institution in which worked for 54 years. Born in Calabozo, Guárico State. Degree in library science (1962), she organized countless medical library in various public and private institutions in several hospitals in Venezuela and international health agencies. Advisor and consultant of the representation in Venezuela of the Office Health Pan American (PAHO / WHO). Founder and coordinator of the SINADIB (System national of documentation and information biomedical Venezuelan, 1974), developed a program of information biomedical to rural medical services and hospitals of the interior of the country, work performed from the SINADIB / IME / UCV, during more than 35 years. She is founding member of the SINASBI (Sistema Nacional de Servicios de...) ANABISAI (National Association of Directors of libraries, networks and information services academic sector, University and research) includes part of his professional life, publications and awards.

Keywords: Alecia Freites Acosta; Women librarians; Professional of the library, SINADIB (System national of documentation and information biomedical- Venezuela: Institute of Medicine Experimental (UCV); Library “Humberto Garcia Arocha” Venezuela; Venezuelan librarianship.

Los primeros años

Siempre es un reto tratar de resumir la trayectoria vital y profesional de una persona tan valiosa como Alecia, así la llamaremos en estas sencillas notas biográficas, para muchos la Sra. Acosta. La emoción, grande en este caso, y el tiempo siempre corto, atentan contra la fluidez de la exposición y es muy probable, que dejemos en el tintero, como se decía antes, muchos aspectos importantes.

Carmen Alecia Freites nació un 9 de febrero de 1929, en el lugar más central y equidistante del país, la histórica ciudad de Calabozo, para la época capital del Estado Guárico; gobernaba para ese entonces el dictador Juan Vicente Gómez.

Transcurrió su infancia en esa próspera y calurosa ciudad llanera, asistió al Colegio “Nuestra Señora del Rosario (Madres de la Presentación)”donde curso su educación primaria y luego al Colegio Federal “Calabozo”, hoy Liceo “Humboldt”. Muy joven se trasladó a Caracas, donde culminó el bachillerato en el Instituto Atenas. Para ese entonces Alecia ya trabajaba en la administración pública como secretaria.

Un dato biográfico, que poca gente conoce, es la existencia de un vals titulado “Alecia”, escrito y dedicado a ella, en 1947, por la inspirada pluma del músico venezolano, maestro Adelo Alemán, pieza ejecutada con frecuencia, por la banda dirigida por el maestro Pedro Elías Gutiérrez (1870-1954), quien fue autor, entre muchas otras obras, de la Zarzuela Alma Llanera, cuyo joropo, adaptación del vals Marisela, es la obra musical venezolana más conocida en el mundo.

Desde muy joven, en Calabozo, conoció a Narciso Acosta, un muchacho muy estudioso, nativo de La Villa de San Luis de Cura, hoy “Villa de Cura”, la “puerta del llano”. El “flechazo” de aquellos años se consolidó en feliz matrimonio, en febrero de 1950, proyectado en un marco familiar de cuatro hijos Víctor Francisco , Francisco Elías, José Francisco y Alecia Eleonora Acosta Freites, así como siete nietos y tres bisnietos: Isabela, Víctor y Nelson.

El hogar de Alecia, ha sido también el de sus hermanos más jóvenes, cuando la necesidad de formarse los atrajo a la capital para dar así continuidad a los estudios. Allí hubo siempre amor, orientación, valores y apoyo, tan necesarios para quienes vienen a la capital en busca de progreso y profesión. Con el tiempo, ese hogar se transformó en la casa materna de todos: hijos, nietos, hermanos y amigos. Una casa cálida, donde la puerta está siempre abierta y la mesa alcanza para todos.

Trayectoria y elogio

Justo a mitad del siglo XX, en 1950, inicia Alecia un curso de Secretariado Comercial que duraría dos años; posteriormente, en 1957, ingresa en la Escuela de Bibliotecarias de Historias Médicas “Dr. Felipe González Cabrera”, de la cual egresa en 1959. Simultáneamente estudia Bachillerato, lo culmina, en el área de Humanidades, en 1962.

Conversar sobre la vida y trayectoria de Alecia nos lleva de inmediato a comentar su pasión por el trabajo bibliográfico, bibliotecario o bibliotecológico como se dice hoy día, “satisfacer a cada usuario” siempre ha sido su mayor reto.

Es muy probable, que no haya, ni hubo en Venezuela, una persona que haya dedicado tanto esfuerzo, tanta pasión y tanto amor, a todo lo que se relaciona con el tesoro cultural y científico, que constituyen las bibliotecas, verdaderos templos del saber y muy especialmente a las bibliotecas biomédicas del país.

Inicia su trabajo en este campo hace más de cincuenta y tres años, organizando diversas bibliotecas médicas institucionales y particulares, las del Hospital de Emergencia de Salas y del Hospital Universitario de Caracas; División de Cardiología y División de Dermatología del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social; Instituto Nacional de Nutrición, Hospital de Niños “J. M. de los Ríos”, Facultad de Veterinaria de la UCV (Maracay), la Biblioteca del Dr. Victorino Márquez Reverón, la Biblioteca del Leprocomio de Cabo Blanco, entre otras y en las compilaciones bibliográficas médicas junto al Dr. Ricardo Archila, y la bibliografía del profesorado de la UCV proyecto realizado junto con los profesores Celestino Bonfanti y Arabia Cova.

Ha sido asesora y consultora de la Representación en Venezuela de la Oficina Sanitaria Panamericana, donde obtuvo apoyo para emprender y desarrollar las bibliotecas biomédicas del país, lo que posteriormente conocimos como el SINADIB (Sistema Nacional de Documentación e Información Biomédica Venezolana (fundado en 1974), donde trabajó arduamente en el programa de información biomédica a las Medicaturasrurales y hospitales del interior del país, labor desempeñada desde el SINADIB/IME/UCV, actividades y trabajo que le ha llevado más de 35 años de arduo trabajo.

Ingresa en la Escuela de Biblioteconomía y Archivos en 1962, (hoy Bibliotecología, de la Facultad de Humanidades y Educación. Egresa como Licenciada en Biblioteconomía el 12 de agosto de 1966, junto con las colegas y compañeras de promoción Julieta Andueza y Mercedes Espín, así como, Dolores (Lola) Bonet de Sotillo como Licenciada en Archivos. Ese mismo día, se graduó su esposo, Narciso Acosta, como Geógrafo. Narciso fue además Topógrafo, Cartógrafo y Experto en Administración Pública, de larga y reconocida trayectoria profesional y docente.

Se puede afirmar que Alecia ha pasado más de las tres cuartas partes de su vida entre libros: organizándolos, catalogándolos, indizándolos, leyéndolos o discutiendo lo que se debe hacer con ellos, para mejorar la utilidad de la búsqueda de información, por parte de los usuarios, y entre sus pasiones encontramos el trabajo bibliohemerográfico y todo ello, ha estado ligado al Instituto de Medicina Experimental (IME) de la UCV.

Su labor en la Biblioteca del Instituto de Medicina Experimental “José Gregorio Hernández”, denominada posteriormente “Humberto García Arocha” (como un merecido reconocimiento a tan insigne profesor universitario, investigador y hombre público venezolano), se extiende desde 1956, cuando ingresó para Entrenamiento en servicio. En 1 de noviembre de 1958, fue designada Bibliotecaria Jefe (oficio firmado por el Dr. Francisco De Venanzi, función que desempeñó brillantemente durante 37 años, hasta diciembre de 1994, cuando fue merecidamente jubilada. Pero eso no es del todo cierto, Alecia ha seguido aquí, como alma y asesora de esta valiosa obra, y fue en el 2012 cuando se retira definitivamente de sus actividades.

Sus nexos con la Biblioteca Regional de Medicina de la OPS/OMS, con sede en Sao Paulo, Brasil comenzaron en 1971, cuando realizó, en ese prestigioso centro internacional, un Curso de Post grado para Bibliotecarios Médicos de América Latina; luego, durante varias décadas, ha fortalecido los nexos de nuestras bibliotecas del área de la salud, especialmente a través de los esfuerzos para consolidar en Venezuela el Sistema Nacional de Documentación e Información Biomédica, (SINADIB), con el apoyo y la guía de la Biblioteca Regional de Medicina BIREME (OPS/OMS), de Sao Paulo-Brasil, para toda la América Latina y el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, (MSAS) quien participó activamente en el desarrollo del sistema.

Dra. Sonia Hecker de Torres y Lic. Alecia Freites de Acosta (2010)
Dra. Sonia Hecker de Torres y Lic. Alecia Freites de Acosta (2010)

Fue bibliotecaria de la Representación de la OPS/ OMS en Venezuela y en varias ocasiones, fue asesor temporal de dicho organismo internacional de salud. Innumerables cursos, talleres, convenciones, congresos y reuniones técnicas y asesorías dentro y fuera del país, lo que la ha transformado en una afortunada especie de delegada obligada y permanente, en ese tipo de reuniones. Así mismo, realizó varios cursos de actualización, pasantías y reuniones en la National Library of Medicine (NLM), en EE UU.

En 1996 fue reconocida por Bireme (Biblioteca Regional de Salud/Brasil) como “Bibliotecaria Latinoamericana del Año” en un cálido encuentro de profesionales de países latinoamericanos y del Caribe, igualmente el SINASBI (Venezuela) la reconoció como Bibliotecólogo del año por sus aportes al desarrollo de dicho sistema.

Actualmente, es la Representante del Centro Coordinador Nacional de Venezuela ante BIREME (Biblioteca Regional de Medicina) donde ha dictado varios cursos y ha participado en innumerables reuniones.

Participó activamente en el plan, desarrollo y funcionamiento de los mayores proyectos de BIREME, como el Sistema Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud (una red cooperativa con más de 900 centros de información), la base de datos LILACS (que referencia la Literatura en Ciencias de la salud de AmericaLatina y el Caribe), el LILACS/CD-ROM (creado en 1987), que permitió la diseminación amplia de la literatura científica por primera vez en la región, posteriormente en línea •LILACS (Literatura latinoamericana y del Caribe en Ciencias de la Salud) y más recientemente, los proyectos SciELO - la Biblioteca Científica Electrónica en línea (creada en 1997), y la Biblioteca Virtual en Salud(BVS y BVS-V).

Desde hace muchos años se desempeña en las funciones de la Secretaría General en la Fundación Sistema Nacional de Documentación e Información Biomédica (FUNDASINADIB) y de ASEREME (Asociación Nacional de Editores de Revistas Biomédicas venezolanas, UCV, en la sede de Funda-Sinadib (IME).

Docencia

La docencia ha sido otra de sus vocaciones. Comenzó en 1960, en la Escuela de Bibliotecarias de Historias Médicas “Dr. Felipe González Cabrera” dirigida por “Toñita” Rodríguez Hurtado, donde enseñaba Biblioteconomía. Igual asignatura dictó en el Curso de Bibliotecarias de Historia Médicas del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (MSAS ) en 1965-1967, en la Escuela de Enfermeras “Florencia Nightingale” en 1966 y en el Curso para Directoras de Escuelas de Enfermería en el mismo año.

En el lapso 1966-1971, fue profesora en la Facultad de Humanidades, Escuela de Bibliotecología en las asignaturas “Prácticas de Biblioteconomía II” y “Publicaciones periódicas”, donde dejó discípulos entrenados en los procesos hemerográficos y en la práctica bibliotecológica. Sin embargo, su función docente ha trascendido las aulas y la ha ejercido en su trabajo diario y de manera permanente al formar médicos y profesionales de la salud en la búsqueda bibliográfica (una de las primeras experiencias en la formación de usuarios en el país) y en el mejor uso y acceso de la literatura científica, pudiéndose decir que fue una gran pionera en la formación de usuarios en nuestro país, dictó cursos y talleres a estudiantes y médicos de la Facultad de Medicina , así como a sociedades científicas y asesoró innumerables títulos de revistas médicas en sus procesos editoriales y fue cofundadora de ASEREME (Asociación de Editores de Revistas Biomédicas del país) 1978, junto con los doctores Virgilio Bosch, Vicente Lecuna, Silvia Ryder, Luis Eduardo Sanabria, Rafael Ángel Martínez, Tulio Arends y Luis Fuentes Guerra, Herbert Stegemann, entre otros. La Asociación de Editores de Revistas Biomédicas Venezolanas (ASEREME) se constituyó el 25/05/1978 en el Auditorio del Instituto de Medicina Experimental, Universidad Central de Venezuela dando cumplimiento al mandato del Primer Encuentro de Editores de Revistas Biomédicas Venezolanas que se realizó en la Casa del Periodista (Naiguatá) los días 1 y 2 de abril del mismo año. Alecia participó activamente en todo este trabajo para consolidar las revistas científicas-medicas venezolanas y apoyar a sus editores.

Sin duda fue una de las pioneras en su tipo en nuestro continente.

Viajes, Congresos y otros eventos científicos

Alecia ha viajado frecuentemente, en búsqueda de nuevos conocimientos y estrategias y también para llevar su valiosa experiencia fuera de Caracas o del país. Enumerar ciudades y países, sería una lista muy larga para la brevedad de esta oportunidad.

Laboriosidad, tenacidad, compromiso, honestidad, impregnados de pasión y cariño, por lo que se hace y con quienes se hace el trabajo, son los conceptos que uno evoca cuando piensa en Alecia y en su dilatada y fructífera labor, verdadero ejemplo de virtud profesional y personal.

Ha representado al país con la más alta calificación en distintos eventos.Asesora nacional e internacional, institucional o personal, se puede sentir muy orgullosa, de haber servido y continuar haciéndolo con el mismo ahínco de sus años mozos. Posteriormente estimulados por la reunión de Puebla (“CRICS 6”, 2003), el equipo de ASEREME concibió y realizó el ambicioso proyecto del Primer Congreso Venezolano de Información en Ciencias de la Salud -INFORCIENCIA 2004-. El apoyo recibido del Decano y las Autoridades de la Facultad de Farmacia de la UCV fue fundamental, en el logro de esta reunión; el Segundo Congreso Venezolano de Información en Ciencias de la Salud re realizó en 2007(INFORCIENCIA 2007)-.

Reconocimientos

Muchos son los reconocimientos que ha recibido: Placas, Diplomas, cartas, que resumen una vida al servicio de las bibliotecas médicas. Citaremos solo algunas: Bibliotecólogo del Año en 1984; Orden Francisco de Miranda en su Primera Clase otorgada por el CONICIT, en 1991; Reconocimiento de la Biblioteca Regional de Medicina de la OPS/ OMS en Sao Paulo, Brasil (BIREME), en 1992, por su labor en la Red Biomédica Venezolana; Reconocimiento del SINADIB en 1995, por su labor en pro del pueblo y acceso a la información a los profesionales del sector salud en el país; “Buen ciudadano calaboceño e hija ilustre” en 1995. Fue reconocida, en 1996, por Bireme (Brasil) como “Bibliotecaria Latinoamericana del Año” Condecoración Orden al Mérito en el Trabajo en abril de 1997. Es Miembro honorario de la Asociación Venezolana de Revistas Biomédicas (ASEREME) desde 1984, Miembro Honorario de la APIU /UCV(Asociación para el Progreso de la Investigación Universitaria, 2012) y es integrante del Comité de Bioética del Hospital Universitario de Caracas desde el año 2000 hasta la presente fecha.

Alecia es epónima de la Biblioteca del Hospital “José Gregorio Hernández”, conocido como Hospital de Magallanes, Parroquia Sucre, Caracas y de la Biblioteca del Centro de Salud de El Tocuyo, estado Lara.

En 2004: Homenaje y reconocimiento a su labor, por la Asociación de Editores de Revistas Biomédicas Venezolanas (ASEREME), Inforciencia 2004. Reconocimiento a su trayectoria Profesional en el en el Primer Congreso Venezolano de Información en Ciencias de la Salud (Facultad de Farmacia, UCV), Caracas, 2005.

Reconocimiento de APIU, IVIC, EBA, APUFAT, IME, 2010; (Aniversario 70° del IME); Miembro Honorario de la APIU/UCV 2010.Reconocimiento y presentación de sus rasgos biográficos, en el marco de la Reunión de la Asociación Nacional de Directores de Bibliotecas, Redes y Servicios de Información del sector Académico, Universitario y de Investigación, ANABISAI, 2012, Universidad Metropolitana de Caracas.

Publicaciones

Además del infinito número de Informes técnicos, ponencias en congresos y reuniones profesionales, Memorias, Proyectos realizados en forma individual o en grupos de trabajo, Alecia tiene un importante número de publicaciones, disponibles, la primera de ellas escrita en 1965. Trabajó en varios volúmenes con el Dr. Ricardo Archila en la Bibliografía Médica Venezolana, entre otras importantes experiencias. Es oportuno señalar, que uno de sus mayores aportes al IME, es la exhaustiva bibliografía sobre el Dr. Augusto Pi Suñer (1970), presentada en el marco de las II Jornadas Científicas “Augusto Pi Suñer”, en la conmemoración del XXX aniversario de la fundación del IME (documento mimeografiado), de 45 páginas, el cual recoge la vida, investigaciones, premios y condecoraciones, reconocimientos y la literatura escrita por el insigne investigador.

A manera de síntesis

La lectura de su currículo vitae deja el grato sabor de la biografía de un ser humano que ha sido y es una capacitadora-capacitándose, en forma permanente y tenaz en el área de la bibliotecología desde 1957 hasta nuestros días. Son 54 años de trabajo ininterrumpido, “el 80 % de la vida del IME”

Son muchos años de esfuerzo para mejorar el acceso a la información, a los documentos, para dar, a profesionales, investigadores y estudiantes de la salud y de la bibliotecología, el mejor y más actualizado conocimiento humano y técnico disponible.

Este justo homenaje-sorpresa, en ASEREME, InforCiencia APIU/UCV, ANABISAI, la Escuela de la Escuela de Bibliotecología y Archivología (EBA/FHE/UCV); el IME y la Biblioteca “Humberto Garcia Arocha”, había sido clandestino hasta hoy. Es un inmenso placer para todos los presentes, muchos de nosotros amigos, colegas y familiares, pero todos, somos testigos de primera fila, de la valiosa trayectoria de Alecia. Este humilde reconocimiento, muy sincero y sentido, es un breve alto en el camino, con el fin de decirte cuánto te queremos y admiramos y pedirte que sigas siempre aquí y así, para beneficio de la institución, de la Universidad, de los profesionales de la salud y para la satisfacción y ejemplo de todos.

Gracias Alecia, gracias también a Narciso quien siempre te apoyó y respaldó, en su quehacer profesional; igualmente a su familia, quienes nos han permitido disfrutar de tu labor, de tus enseñanzas y de su grata compañía.

Referencias

  • FREITES DE ACOSTA, Carmen Alecia (2004) (Currículo Vital) Mimeografiado. 95 p.
  • FREITES DE ACOSTA, ALECIA (1968) Ricardo Archila. Caracas, UCV, Serie bibliográfica Nº 7.
  • FREITES DE ACOSTA, A. Bibliografía de ciencia y tecnología del profesorado de la UCV. (1968)Proyecto CDCH, Nº CH 4. Caracas: Universidad Central de Venezuela, Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico, 1974
  • ARCHILA, RICARDO Y FREITES DE ACOSTA, ALECIA. Bibliografía Médica Venezolana. Caracas, MSAS, 1968.
  • FREITES DE ACOSTA, ALECIA. Augusto Pi Suñer: bibliografía. Caracas: Universidad Central de Venezuela, Instituto de Medicina Experimental, 1970. 45 p. (Multigrafiado)
  • RAMOS DE FRANCISCO [1]2013. 70 Aniversario del Instituto de Medicina Experimental/UCV (1940-2010). (Editorial) “XIX Jornadas de Investigación “Dr. Francisco De Venanzi”, desarrolladas entre los días 22 y 26 de noviembre de 2013. Boletín de Postgrado,16(1) 2013. Disponible en http://postgradoenmedicina.blogspot.com/2010/12/70-aniversario-del-instituto-de.html
  • GARCÍA, RICHARD (2010) - Rinden homenaje y reconocimiento a la Lic. Bibliotecóloga Alecia Freites de Acosta. Coordinadora fundadora de la Red de Información Biomédica (Sinadib). Editorial, Sinadib. Boletín electrónico Informativo, 4(2) 2010, Jul – Dic. Disponible en: http://boletinsinadib.blogspot.com/2011_05_01_archive.html 2010 v4 n1 Ene – Jun.
  • BOSCH, V. Y FREITES DE ACOSTA, A.(2010) El Sinadib rinde homenaje y despedida al Director de Bireme. Dr. Abel Packer (editorial)Boletín del SINADIB (Sistema Nacional de Documentación e Información Biomédica)2010(4):1, 31 de maio de 2010 “http://blog.gestao-abelpacker.bvsalud.org/comment-page-10/#comments. Disponible en: http://boletinsinadib.blogspot.com/2011_05_01_archive.html

Nota

(*) Parte de este material fue leído en los homenajes que se le hicieran a la Lic. Alecia de Acosta en Inforciencia/ASEREME, 8-10-2004 (Facultad de Farmacia/UCV), en la Asociación Nacional de Directores de Bibliotecas, Redes y Servicios de Información del sector Académico, Universitario y de Investigación, (ANABISAI); Universidad Metropolitana (2012), en la conmemoración de los 70 Aniversarios del IME/UCV en las XIX Jornadas de Investigación “Dr. Francisco De Venanzi” (22 y 23 -11-2010).